Una forma de ver la pol铆tica de revaluaci贸n de la moneda que se ha seguido en los 煤ltimos 5 a帽os es la dividir el salario formal promedio por el tipo de cambio oficial. En la medida en que el Gobierno usa el tipo de cambio como "ancla antinflacionaria", el salario expresado en d贸lares oficiales es m谩s caro para las empresas, sin embargo, el asalariado que cobra en pesos no nota ninguna mejora. Estamos en el peor de los mundos: ni las empresas tienen rentabilidad con sus exportaciones ni la gran masa de trabajadores est谩n contentos.

Read more...
 
Como suele suceder, el actual Gobierno ha tenido aciertos y desaciertos en los 10 a帽os que lleva en la presidencia del pa铆s. Desde el punto de vista econ贸mica, podr铆a dividirse la gesti贸n en dos etapas de duraci贸n similar. El primer per铆odo estuvo signado por la salida de la crisis. Para ponerlo dentro de l铆mites temporales podr铆amos decir que fue del 2003 al 2007.
Read more...
 
Criticamos a los Estados Unidos, sin embargo el salario que un trabajador recibe all谩 por mes es 5 veces m谩s que lo que un asalariado obtiene en nuestro pa铆s por el mismo trabajo, adem谩s el precio de los bienes de consumo es hoy menor, o a lo sumo igual que aqu铆, en promedio.

Como nuestras creencias espantan la coagulaci贸n del ahorro en inversiones, nuestra productividad es muy baja; adem谩s no tenemos una suficiente cantidad de instrumentos de producci贸n ni de organizaci贸n ni el orden institucional como tienen all谩.
Read more...
 
Esta es la f贸rmula kirchnerista: consumo privado y gasto p煤blico, sin preocuparse mucho por la inversi贸n, f贸rmula que dio resultado cuando hab铆a mucha capacidad instalada sin usar. Esto cambi贸 en 2007. Desde entonces no fue lo mismo, pero se sigui贸 con la misma f贸rmula. Veamos un breve resumen de la evoluci贸n econ贸mica de la 煤ltima d茅cada para explicar este proceso.

La actividad productiva hab铆a estado retray茅ndose desde la devaluaci贸n del real brasile帽o en enero de 1999 y hab铆a bastante desconfianza por el final del menemismo con un tipo de cambio atrasado. El gobierno de De la R煤a, que ingres贸 en diciembre de 1999, no se anim贸 a salir de la convertibilidad y, al contrario, quiso sostenerla, para lo que aument贸 los impuestos acentuando los problemas recesivos de la econom铆a, especialmente de las econom铆as regionales. Al cabo de dos a帽os se incubaron, y finalmente salieron a la luz, fuertes corridas cambiarias y no se pudo controlar la direcci贸n de la econom铆a. El radicalismo perdi贸 el manejo del gobierno.
Read more...
 

Liderazgo que no es de este mundo. Espiritualmente, m谩s de 2000 a帽os despu茅s de que Cristo fundara su Iglesia y diera comienzo a la Nueva Alianza, la influencia del Papa como cabeza de la Iglesia es muy grande. Muchos pueden entender por 鈥淚glesia鈥 a la jerarqu铆a eclesi谩stica es decir los sacerdotes, los obispos y el Papa. Esta es una visi贸n muy reducida, com煤nmente sostenida por pol铆ticos no creyentes y tambi茅n por muchas otras personas.  Pero 鈥揹e acuerdo con Pedro Brunori, La Iglesia Cat贸lica (Rialp, a帽o 2000) -la Iglesia es mucho m谩s que eso: Dicha palabra 鈥淚glesia鈥 en griego, significa 鈥淎samblea鈥 y es justamente eso 鈥渓a reuni贸n de los fieles cristianos, hombres y mujeres concretos que forman el pueblo de Dios, al que se entra por la fe y el sacramento del bautismo鈥.

Read more...
 


Page 6 of 35