El progreso social y como medirlo

En el ‚Äú√ćndice de Progreso Social 2014‚ÄĚ, nuestro pa√≠s ocupa el puesto 42 dentro de 132 pa√≠ses. Es una posici√≥n intermedia  que no es consistente con los recursos y las capacidades que tenemos. Esto ocurre a pesar de que todos los dirigentes pol√≠ticos de las  diferentes l√≠neas ideol√≥gicas que operan en nuestro pa√≠s se declaran a favor del progreso, e incluso ‚Äúprogresistas‚ÄĚ pero esto no es suficiente para obtener progreso social para la comunidad.

Trataremos de comprobar  los resultados de nuestro progreso, pero considerando varias dimensiones de la evoluci√≥n de las variables que hacen al bienestar ciudadano. Para ello vamos a utilizar el ‚Äú√ćndice de Progreso Social‚ÄĚ seg√ļn el trabajo de la ONG ‚ÄúSocial Progress Imperative‚ÄĚ que llevaron adelante Michael Porter , Scott Stern y Michael Green, en la publicaci√≥n Social Progress Index 2014.

Seg√ļn este estudio, ‚ÄúProgreso social es la capacidad de una sociedad de satisfacer las necesidades b√°sicas de sus ciudadanos, estableciendo las v√≠as que permitan a ellos y sus comunidades mejorar y sostener la calidad de sus vidas y adem√°s crear las condiciones para que todos los individuos puedan alcanzar su potencial pleno‚ÄĚ.

Este √≠ndice combina tres dimensiones de  dicho progreso, analizadas por medio de varios indicadores: 1) Necesidades Humanas B√°sicas que incluye a) Nutrici√≥n y cuidados m√©dicos b√°sicos, b) agua y sanidad, c) vivienda y d) seguridad personal, 2)Fundamentos del wellbeing (bienestar en sentido amplio) que suma  e) Acceso al conocimiento b√°sico, f) Acceso a la Informaci√≥n y Comunicaciones g) Salud y bienestar, h)Sustentabilidad del ecosistema y 3) Oportunidades, que incluye i) Derechos personales, j) Libertad personal y de elecci√≥n, k) Tolerancia e inclusi√≥n, l) Acceso a educaci√≥n avanzada. A cada uno de estos  componentes lo miden por la evoluci√≥n o por el nivel de tres a seis indicadores representativos.

La Argentina, como dijimos, ocupa el puesto 42 entre 132 pa√≠ses, as√≠ que est√° relativamente bien, aunque  el √≠ndice no es consistente con las potencialidades del pa√≠s. Algo fundamental para tomar en cuenta en nuestras decisiones es que todas las dimensiones del progreso social (Necesidades humanas b√°sicas, Fundamentos del bienestar y Oportunidades) mejoran con el aumento del PIB per c√°pita, aunque en distinta proporci√≥n, como puede verse en el gr√°fico, que incluye a 132 pa√≠ses:


Por lo tanto, el conjunto de ideas que puede mejorar m√°s el progreso social de Argentina es aquel que logre mejorar m√°s el ingreso per c√°pita de sus ciudadanos en el largo plazo, de manera sostenible, proceso que debe ir inseparablemente  acompa√Īado de una pol√≠tica social balanceada.

La cifra que utilizaron los investigadores para el caso de Argentina es de 11.658 d√≥lares de PIB  per c√°pita seg√ļn  PPP (Paridad del Poder Adquisitivo) que corresponde al a√Īo 2005. Los pa√≠ses que hace 80 a√Īos ten√≠an  el mismo nivel de PIB per c√°pita que nosotros, ahora est√°n muy distanciados de nuestros niveles, como es el caso de Canad√° con 35.936 u$s/c√°pita en 2005 o Australia con 35.669 u$s/c√°pita en ese a√Īo, es decir 3 veces m√°s progreso que con nuestra forma de encarar el progreso social basado en medidas de corto plazo como priorizar el consumo sobre la inversi√≥n. Nuestro modelo fracas√≥ y debemos reconocer nuestro error como pa√≠s. Lo peor ser√≠a querer ignorar esa realidad y volver a  insistir en pol√≠ticas cortoplacistas que han demostrado ser inconducentes al progreso social.

En las elecciones de 2015 tenemos una oportunidad de cambio despu√©s de 80 a√Īos de ese tipo de pol√≠ticas clientelistas de  corto plazo, es decir, basadas en obtener votos y no en lograr el progreso social. Los candidatos a dirigir el pa√≠s deber√≠an ser claros sobre los cambios que proponen sobre el futuro de las variables clave para recuperar el progreso social y acerca de cu√°l ser√° su pol√≠tica de largo plazo. De esta manera los ciudadanos podr√≠an elegir mejor su futuro.