Transclor vuelve a manos de sus accionistas locales

La firma de capitales nacionales Transclor, con su polo industrial en Bernal, pudo comprarle a la estadounidense Clorox. La relación entre ambas compañías es sólida, ya que Transclor es proveedora de materias primas para Clorox. Clorox ajustara la producción, pero no se va del país. Tienen 600 empleados y se concentran en sus fábricas de Aldo Bonzi y San Juan donde producen marcas como Ayudín, Poett, Mortimer y Arco Iris, entre tantas otras. A su vez, Transclor -cuyo principal cliente es la estatal AySA- se ocupa de los químicos para el tratamiento del agua en su planta de la bonaerense Bernal. Allí elaboran Policloruro de Aluminio, conocido como PCA que es potabilizador de agua, y su uso se ha extendido por su alta seguridad y su economía en los procesos, de acuerdo con expertos. Ese producto es clave en el tratamiento de aguas en todas las plantas potabilizadoras de AySA. En Pilar se enfoca en la elaboración de Cloro-Soda en una planta considerada modelo en la industria electroquímica con tecnología alemana: le permite la elaboración de subproductos. Ocupan a 200 personas. Otro de sus negocios es la potasa cáustica utilizada en agroquímicos. El Polo industrial Transclor en Bernal produce los potabilizadores.