IBM se queda con el gigante del software Red Hat

Con el foco puesto en expandir su negocio en la nube, IBM anunció, ayer por la tarde, la compra de la empresa de código abierto Red Hat por US$34.000 M. La movida, que sorprendió en el mundo de la tecnología corporativa, posiciona a IBM como la mayor empresa de nube híbrida del mundo, un segmento en el que ya compiten otros gigantes como Microsoft, Amazon Web Services yVMWare. No es poco: el negocio de la nube, que ayuda a otras empresas a tercerizar servicios informáticos y así reducir costos, ya representa 20% del revenue de IBM que facturó el año pasado u$s 19.000 millones solamente en esa unidad de negocios. Con la adquisición, la más importante en la historia de IBM y la más grande del año, la empresa con sede en Nueva York logrará flexibilizar sus operaciones y lograr que más empresas muevan sus servicios a la nube. En el país, no cambia mucho. Red Hat tiene como cliente a empresas como Santander, Osde y Telefónica. Además, según una encuesta Red Hat está entre los cinco jugadores más importantes de software del país, detrás de Microsoft, Google, SAP, VMWare y la misma IBM.