Bristol-Myers Squibb se fusiona con Celgene

El grupo farmacéutico estadounidense Bristol-Myers Squibb ha llegado a un acuerdo para comprar la compañía biotecnológica Celgene, del mismo país, en una operación valorada en US$74.000 M, informó hoy la compañía compradora. La fusión entre las dos empresas, que dará lugar a un gigante de la industria biofarmacéutica, ha sido aprobada ya por los consejos de administración de las dos sociedades. Los accionistas de Celgene recibirán una acción de Bristol-Myers y 50 dólares por cada uno de sus títulos. Cuando se complete la operación, los actuales accionistas de Bristol-Myers poseerán aproximadamente el 69 % del capital del grupo resultante, mientras que los de Celgene tendrán el 31 % restante. La transacción creará una empresa líder como biofarmacéutica, bien posicionada para atender las necesidades de pacientes con cáncer, enfermedades inflamatorias e inmunológicas y problemas cardiovasculares a través de medicamentos innovadores de gran valor, según informó Bristol-Myers en un comunicado.