Noticias IBS

Grupo suizo compró la bodega Finca La Anita.

El grupo suizo Origin Wine Global Distribution, con bodegas en Sudáfrica, Suiza y Mendoza y oficinas en varios países, compró a la mendocina Finca La Anita, conocida por ser una de las primeras bodegas boutique del país. Creada en 1992 por Manuel Más, Finca La Anita cuenta con 72 hectáreas de viñedos y una bodega con 250.000 litros de capacidad. El foco de los nuevos dueños está puesto en crecer en el exterior, con gran potencial. Hasta la compra, Finca La Anita vendía a Brasil e Inglaterra, pero no invertía tanto en la marca, porque estaba en venta. No trascendió el valor de la operación.
 

Chevron logró vender sus activos en Río Negro

Después de mantenerlos en venta desde 2015, la petrolera Chevron consiguió compradores para sus activos en la provincia de Río Negro. Se trata de los bloques Estancia Vieja- Puesto Flores, La Yesera y Loma Negra. Por el primero, en el que la norteamericana tenía el 100%, habría concretado un traspaso con la compañía President Energy, subsidiaria de la inglesa President Petroleum. Los otros dos, en los que tenía participación, fueron negociados con la petrolera Capex, una de las principales socias de los bloques. También tienen su parte YPF, Corporación Financiera Internacional y Metro Holding. Desde hacía tiempo se sabían las intenciones de Chevron de deshacerse de estas áreas en el marco de un plan general de ajustes de costos. US$100 M habría pagado la petrolera inglesa President por los yacimientos que terminó de adquirir a Chevron.
 

Lufthansa adquirió Air Berlín.

Lufthansa compró la mayoría accionaria de la segunda aérea alemana, Air Berlín, que se había declarado insolvente, en una operación por la cual sumará aviones y empleados, estimada en EU$1.500 M. La fusión, por la cual Lufthansa pagará EU$210 M debe ser aún aprobada por autoridades de la UE.
 

BASF crece en el negocio de semillas comprándole esa división a Bayer

La concentración en el negocio mundial de semillas y agroquímicos encara una etapa decisiva tras la decisión del gigante alemán Bayer de desprenderse de su negocio de fitosanitarios y semillas, con el objetivo de poder financiar, y evitar solapamientos, en la compra de Monsanto. La compradora, en este caso, sería la también alemana BASF. La operación se realizaría por unos EU$5900 M (US$6.962 M). El grupo farmacéutico y químico alemán informó que la venta incluye el negocio de glufosinato de amonio, que es un herbicida, y las actividades con algunas semillas, que en ambos casos generaron ventas por un total de EU$1300 M, durante el 2016.
 


Página 2 de 940