CEE ARTICULOS

La siembra trigo responde a la política económica actual

El pan es el alimento mítico del universo. Cristo, el Dios-Hombre reparte el pan en la última cena y se queda en el mundo en esa forma, para que los creyentes puedan comulgar, comer su cuerpo, cada domingo en la hostia consagrada, hecha de harina.

Los emperadores romanos, para calmar a las masas de aquella época, les daban “pan y circo”.

Read more...
 

Desafíos económicos de Argentina

La actividad económica argentina se está deteriorando más rápido de lo esperado. Si bien la industria manufacturera comenzó a mostrar algún repunte a partir de marzo, lo cierto es que el PIB, continúa cayendo casi al mismo ritmo que en los últimos meses.

 

Read more...
 

La economía después de las elecciones legislativas

Ahora que ya hemos votado, tenemos que volver a enfrentar la dura realidad cotidiana, que hemos mirado de reojo en el fragor de la pelea electoral.

Cuando se inició la crisis internacional, inicialmente bursátil y financiera (Crisis sub-prime), no nos afectó mayormente, salvo en la Bolsa, pues aquí no teníamos burbujas, o sea crédito exagerado para negocios dudosos. Cuando la crisis financiera global no pudo ser neutralizada a tiempo por subestimación de la misma, se produjo la caída de la producción, el comercio y el empleo mundiales. Esta segunda fase nos impactó de lleno y aquí se pensó que no necesitábamos un plan B.


 

¿Por qué nos afecta tanto ahora la crisis global? Es que en los últimos 5 años la suma de exportaciones mas importaciones en relación al PIB, la apertura económica, había crecido hasta 43%, cuando desde 1950 hasta 2003 había estado en 15-20%. Ahora nos parecíamos mas al periodo liberal-conservador de 1880/1930 donde ese coeficiente había sido también de 43%. En los primeros 14 meses de crisis económica global, el comercio mundial cayó mucho mas que en la crisis de 1930, y justo nuestro coeficiente de apertura rondaba el 43%! Por eso, los pronósticos de recesion para la Argentina en 2009, que considerando la crisis financiera eran suaves, de -2, -2,5%%,  al tomar en cuenta la crisis mundial del sector real han ido empeorando, y actualmente el pronostico es una caída del PIB entre 5% y 6 % para 2009.

¿Que nos espera?. Tenemos una inflación que se ha moderado de 23% anual el año pasado a un 15% ahora, frenada por la recesión del 5/6%. Esta recesión aun es más fuerte en el agro (-19%) y la industria (-8,5%), con caídas fortísimas del comercio internacional (Importaciones -49%). Como los impuestos son básicamente derechos de exportación e importación y el IVA e impuesto al cheque, la erosión de la recaudación tributaria se presenta amenazante para el 2do semestre. Si se aumentan más los impuestos, que ya están en un nivel insostenible, mas se ahogaría la actividad dinámica y, por lo tanto, se incrementaría el desempleo. El gasto público es inelástico a la baja, pero lamentablemente ya creció demasiado, cuando el PIB del país se expandía a tasas del 9%. En aquel momento si se podría haber frenado. Así que ahora tenemos un dilema: a) Si el gobierno bajara o no aumentara los sueldos de los empleados públicos y las jubilaciones, caería vertiginosamente en popularidad, y b) si aumentara los impuestos, se caería la actividad económica y el empleo. Por último, no tenemos acceso al mercado de financiamiento voluntario, ya sea local o internacional, ni tampoco al de los organismos internacionales.

 

¿Qué podemos hacer? Relanzar un plan desde ahora hasta fines de 2011. Para cubrir las necesidades de cash flow, necesitamos unos u$s 6000 millones para 2010 y similar para 2011. El FMI no nos preguntaría por los 60 puntos que nos pedían siempre (ley de coparticipación, reforma del estado, etc.). Sin embargo, hay tres puntos inevitables: 1) Terminar el default con el Club de Paris (u$s 7000 millones) ,2) hacer una propuesta a los holdouts (hoy cerca de u$s 30.000 millones) y 3) arreglar el INDEC. Al mismo tiempo, deberíamos poner en marcha un plan para moderar el gasto publico: 4) Incrementar tarifas de servicios públicos, excepto para el 10 % mas pobre, con el objeto de reducir drásticamente los subsidios al consumo de gente que puede pagar. 5) moderar al máximo los incrementos de ingresos de empleados públicos y jubilados. 6) Cerrar el conflicto con el campo, para que este vuelva a producir normalmente (granos, carne, leche). El tipo de cambio, desde el punto de vista comercial esta en el nivel aceptable, el manejo de la política monetaria es el adecuado, dado el contexto. También el BCRA ha sido previsor: podría usar los swaps con China (u$s 10.000 millones) y con Brasil (u$s 5000 millones) en caso de necesidad. El gobierno debe regenerar una confianza más alta, con lo cual podríamos tener una recuperación moderada de la actividad para el año del Bicentenario

 

El consumo tambien sufre la recesion

Desde noviembre del 2008 la economía argentina está en recesión. En este período, la actividad económica cayó a un ritmo promedio del 4,1% anual. Como consecuencia, el consumo privado también sufrió una contracción, aunque menor.

Read more...
 


Page 42 of 43