CEE ARTICULOS

La crisis global y su efecto sobre el crédito para consumo en Estados Unidos

La “crisis de la subprime” también está afectando los niveles de consumo en Estados Unidos. Al ir expandiéndose la crisis, desde el epicentro hacia los distintos escalones de la misma, influye sobre la actividad, la inversión, el empleo y afecta a los niveles de consumo y al crédito respectivo. 


Veamos los probables efectos progresivos de la crisis desatada en EE UU[1].

 

Etapas en la llamada “Crisis de las Hipotecas Subprime”


  1. Expansión de las hipotecas subprime desde 1992, donde se obliga por ley a prestar aún al que no tiene recursos comprobados (Equal Opportunity Credit Act).
  2. Derogación parcial por el Congreso de la Glass-Steagall Act de 1933, en la parte que no permitía que un banco fuera Comercial y de Inversión al mismo tiempo, pues esto había contribuido a la crisis del 30´.
  3. Expansión de todo tipo de hipotecas, al tener dinero fácil y tasas de interés súper bajas, para salir rápido de la crisis de las “punto.com” del 2002 y de las consecuencias del 9/11. Expansión del consumo interno y de las importaciones. Déficit fiscal y de balance de pagos insostenibles.
  4. Progresivo aumento de las tasas de interés de referencia de 1%  a 5,25 % anual.
  5. Crisis de las hipotecas “subprime”.
  6. Caída de los precios de las casas/departamentos y crisis de hipotecas comunes.
  7. Pérdidas de los bancos, en su sector de hipotecas.
  8. Pérdidas de los fondos relacionados con los bancos, basados en titularización de hipotecas.
  9. Quiebra de bancos grandes o salvataje forzados por el gobierno, debido que los directivos de esas entidades habían hecho incurrir a las mismas en una posición muy excesiva de activos financieros “tóxicos”.
  10. Violenta caída bursátil, especialmente de acciones de bancos o empresas poco competitivas.
  11. Salvataje forzado de las compañías de seguros, en especial de las de garantía de crédito.
  12. Fondos”hedge fund” muy endeudados con fuertes dificultades.
  13. Credit default swaps (venta de riesgos entre bancos), complican más a entidades financieras.
  14. Expansión enorme de la cantidad de dinero para salvar a los bancos, con tasas de interés en casi 0%, pero con “trampa de liquidez”, la gente demanda solo cash o sus variantes, pero no quiere bienes ni activos financieros de riesgo.
  15. Fin de los fondos “Ponzi”, esquemas piramidales sin mayormente activos financieros, que prometen altos rendimientos garantizados, estafa cuya falsedad queda al descubierto en las crisis, al solicitar los inversionistas su dinero (Madoff, Stanford, y otros).

…………………………………………………………………………………………..

  1. Serias dificultades en la construcción comercial y empresas de shopping mall, etc.
  2. Accionistas que compraron empresas con mucha deuda de corto plazo, en dificultades, por falta de renovación de los créditos.
  3. Caída de la actividad financiera, del sector industrial y de la construcción, de la actividad inmobiliaria y, en general, del PIB del país.
  4. Aumento rápido del desempleo.
  5. Caída de la confianza del consumidor, aumento de la morosidad en el crédito para consumo.
  6. Reducción drástica de las ventas, acumulación de stocks indeseados, freno inmediato de las compras: más recesión.
  7. Muy posibles nacionalizaciones de grandes bancos. Las nacionalizaciones aumentan más la percepción de la crisis, lo que lleva a nuevas caídas del consumo.
  8. Posible ruptura de las cadenas de pago, tanto a nivel industrial como comercial, y  más desempleo.
  9. Proteccionismo, cierre del comercio internacional. Posible default de deudas de países del este europeo.
  10. Déficit fiscal del 12% del PIB, aumento de la Deuda Publica.
  11. Fin de la Crisis, todo el dinero se recicla en la economía, probable alta inflación del dólar o nuevos aumentos muy peligrosos de la deuda publica si se pretende neutralizar dicha liquidez sobrante con emisión de bonos.

 

Dentro de este esquema de la evolución económica americana, que afecta principalmente a toda su población, pero también al mundo entero, o sea, la transforma en crisis global, el crédito para consumo puede tener una caída, pero menor en relación a otras variables.

 

El nivel de crédito de consumo en Estados Unidos para las familias de diferentes fuentes, bancarias y no bancarias, lo estimamos a enero de 2009 en u$s 2.774 billones, que representa el 25 % de el total de hipotecas residenciales, que lo calculamos en u$s 10.842  billones a la misma fecha.

 

La tasa de morosidad ha aumentado bastante en el crédito para consumo, ya  sea con tarjetas de crédito u otros instrumentos, pero no es mucho mas alta que lo que era en 2002, algo mas del 5%. Lo que si es cierto, es que con el aumento del desempleo y la confirmación de las caídas en la confianza del consumidor, que implican más recesion en el corto plazo, la morosidad puede aumentar bastante en 2009.

 

De todas maneras, lo que es pronosticable de aquí en adelante, es una mayor tendencia al ahorro de las familias americanas, que han venido consumiendo por encima de sus posibilidades, es decir, en mayor medida que su ingreso. Esto va a significar una retracción en los niveles de los saldos del crédito para consumo, al menos hasta que se supere la crisis. Esto último no parece inmediato, sino que llevaría varios años.

 

El capitalismo viene sufriendo estas crisis desde que se llevan registros sistemáticos. Desde 1618 hasta el presente, unos 400 años, registramos 40 crisis, es decir que en promedio se dan cada 10 años, algunas con mayor intensidad, otras mas concentradas en algunos países, otras mas globales. También es cierto que se sale de las mismas con una economía saneada, pero a costa de muchos sufrimientos. El mundo ha mejorado mucho en este periodo, y eso se ha debido a la libertad de los mercados. Pero no se ha podido conciliar esta libertad, con la avaricia de algunos agentes económicos, que exagerar sus posiciones y después caen. Esto debe cambiar y no debemos  olvidarnos de lo aprendemos en cada uno de estos malos momentos. Necesitamos libertad y también regulación. Por ello proponemos un lema para el futuro: “Tanta libertad como sea posible y tanta regulación como sea necesaria”.



[1] La idea de listar las etapas de la crisis la tomo de Nouriel Roubini, según articulo publicado por él en febrero de 2008.

 

Realidad de los Servicios publicos

REALIDAD DE LOS SERVICIOS PUBLICOS

 No se puede pretender tener congeladas las tarifas de servicios públicos - luz, gas , teléfonos , agua, etc- todo el tiempo, pues esto provocaría una acumulación de distorsiones que finalmente haría que el resorte salte excesivamente cuando finalmente llegue el momento del sinceramiento, con las consecuencias nefastas que esto trae.

Leer más...
 

El canje de la deuda publica

Canjear o no canjear, esa es la cuestión!. Muchos tenedores de bonos de la deuda argentina se hacen y nos hacen en este momento esta pregunta, frente a la oferta de reestructuración efectuada por las actuales autoridades argentinas, que vence en los próximos días. Si no canjean, la alternativa será continuar con los juicios contra el país, para tratar de obtener algo mas.

Leer más...
 

Los factores de poder y sus debilidades

Nadie manda. El nivel de gobernabilidad es bajo. El poder de los factores claves se ha atomizado. Antes, los que mandaban, no se conocían entre si, según el famoso libro de Imaz. Hoy, quizás se conocen, pero cada uno dispone de una muy pequeña cuota de poder, lo que les impide influir significativamente o tener sólo una influencia efímera. A esto lo vemos incluso en las elecciones presidenciales: a menos de 20 días de una decisión relevante para los destinos del país, hay apatía de la población respecto de los candidatos, con una gran dispersión de las preferencias por cada uno de ellos.

Leer más...
 


Página 43 de 43